1614953434887.jpg

SOBRE MI

Masajista y osteópata estructural, visceral y craneosacral. 

A lo largo de los años de práctica, he ido ampliando mis conocimientos y prácticas manuales, integrado lo aprendido y desarrollando las herramientas que me han sido útiles. Entiendo el cuerpo como un todo, dónde no hay fórmulas mágicas si no que, con cada paciente hay que partir de cero para entender qué sucede, y para esto es importante escuchar: escuchar a la voz, pero también, y sobretodo, a los tejidos.

En este sentido, la osteopatía es, al mismo tiempo, ciencia, arte y técnica. Es ciencia en cuanto está constituida por conocimientos exactos y exhaustivos en cuanto a la estructura y la función del mecanismo humano, anatómico, fisiológico y psicológico, incluida la bioquímica y la física de sus elementos conocidos. Y es arte en cuanto creamos una respuesta de auto corrección en el cuerpo humano, utilizando como herramienta de estímulo nuestras manos. El cuerpo nos dirá todo aquello que no sabemos interpretar. Es decir, podemos descifrar a través del tacto qué tejidos están siendo inhibidos o solicitados en exceso, causando una respuesta en el cuerpo llamada “enfermedad”. El tejido puede ser óseo, fascial, nervioso, visceral u orgánico. Con la técnica osteopática se trabaja recuperando el equilibrio de forma y función, en cuanto a mecánica, actividad molecular y procesos metabólicos.